Síndrome nefrótico

El síndrome nefrótico ocurre cuando el daño a los riñones hace que éstos liberen demasiada proteína en la orina.

sindrome nefrotico síntomas

El síndrome nefrótico generalmente es causado por el daño a los grupos de vasos sanguíneos pequeños en los riñones que filtran los desechos y el exceso de agua de la sangre. El síndrome nefrótico causa hinchazón (edema), particularmente en los pies y tobillos, y aumenta el riesgo de otros problemas de salud.

El síndrome nefrótico tiene muchas causas, incluyendo enfermedades renales primarias como la enfermedad de cambio mínimo, la glomeruloesclerosis segmentaria focal y la glomerulonefritis membranosa. El síndrome nefrótico también puede ser el resultado de enfermedades sistémicas que afectan a otros órganos además de los riñones, como la diabetes, la amiloidosis y el lupus eritematoso.

El síndrome nefrótico puede afectar a adultos y niños de ambos sexos y de cualquier raza. Puede presentarse en forma típica o en asociación con el síndrome nefrítico. Este último término connota inflamación glomerular, con hematuria y alteración de la función renal.

Clasificación

El síndrome nefrótico puede ser primario, siendo una enfermedad específica de los riñones, o puede ser secundario, siendo una manifestación renal de una enfermedad general sistémica. En todos los casos, la lesión de los glomérulos es una característica esencial. Las enfermedades renales que afectan los túbulos y el intersticio, como la nefritis intersticial, no causarán el síndrome nefrótico.

el síndrome nefrótico

¿Cuáles son los síntomas del síndrome nefrótico?

Es posible que no sepa que tiene el síndrome nefrótico hasta que se le hagan exámenes rutinarios de sangre y orina en una cita con el médico. Los resultados de sus pruebas pueden mostrar que tiene demasiada proteína en la orina y poca proteína en la sangre. También pueden mostrar que sus niveles de colesterol y triglicéridos son demasiado altos. Otros signos de síndrome nefrótico pueden incluir:

  • Hinchazón en las piernas, los pies, los tobillos y, algunas veces, en la cara y las manos
  • Aumento de peso
  • Sentirse muy cansado
  • Orina espumosa o burbujeante
  • No sentir hambre

Si usted tiene alguno de estos síntomas o si le hacen exámenes de sangre que muestran que sus niveles de colesterol y triglicéridos están demasiado altos, hable con su médico para verificar su salud renal.

Causas del síndrome nefrótico

Los riñones están llenos de pequeños vasos sanguíneos, llamados glomérulos. A medida que la sangre se desplaza a través de estos vasos, el agua adicional y los productos de desecho se filtran a la orina. Las proteínas y otras sustancias que su cuerpo necesita permanecen en su torrente sanguíneo.

El síndrome nefrótico ocurre cuando los glomérulos están dañados y no pueden filtrar adecuadamente la sangre. El daño a estos vasos sanguíneos permite que las proteínas se filtren a la orina.

La albúmina es una de las proteínas perdidas en la orina. La albúmina ayuda a extraer líquido extra de su cuerpo hacia sus riñones. Luego, este líquido se elimina en la orina. Sin albúmina, el cuerpo retiene el líquido extra. Esto causa hinchazón (edema) en las piernas, los pies, los tobillos y la cara.

Causas primarias del síndrome nefrótico

Algunas afecciones que causan el síndrome nefrótico sólo afectan los riñones. Estas se denominan causas primarias del síndrome nefrótico.

  • Glomeruloesclerosis segmentaria focal. Una afección en la cual los glomérulos quedan cicatrizados por una enfermedad, un defecto genético o una causa desconocida.
  • Nefropatía membranosa. En esta enfermedad, las membranas de los glomérulos se engrosan. Se desconoce la causa del engrosamiento, pero puede ocurrir junto con lupus, hepatitis B, paludismo o cáncer.
  • Enfermedad de cambios mínimos. En esta afección, el tejido renal se ve normal bajo un microscopio, pero por alguna razón desconocida, no se filtra adecuadamente.
  • Trombosis de la vena renal. En este trastorno, un coágulo de sangre bloquea una vena que drena sangre del riñón.

Causas secundarias del síndrome nefrótico

Otras enfermedades que causan el síndrome nefrótico afectan todo el cuerpo. Estas se denominan causas secundarias del síndrome nefrótico.

  • Diabetes. En esta enfermedad, el azúcar en la sangre no controlada puede dañar los vasos sanguíneos de todo el cuerpo, incluyendo los riñones.
  • Lupus. El lupus es una enfermedad autoinmunitaria que causa inflamación en las articulaciones, los riñones y otros órganos.
  • Amiloidosis. Esta rara enfermedad es causada por una acumulación de la proteína amiloide en sus órganos. El amiloide puede acumularse y dañar los riñones.
  • Algunos medicamentos, incluyendo antibióticos y medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), también se han relacionado con el síndrome nefrótico.

¿Cuál es el tratamiento para el síndrome nefrótico?

No existe cura para el síndrome nefrótico, pero existen tratamientos que pueden ayudarle a controlar los síntomas y prevenir más daño renal. Si sus riñones dejan de funcionar, necesitará diálisis o un trasplante de riñón para vivir.

El médico le puede solicitar que tome ciertos medicamentos para tratar los síntomas del síndrome nefrótico. Los medicamentos para controlar la presión arterial y el colesterol pueden ayudar a reducir sus probabilidades de tener cardiopatía. Los medicamentos para ayudar a su cuerpo a deshacerse del agua adicional también pueden ayudar a controlar su presión arterial y pueden reducir la hinchazón. Los medicamentos para prevenir los coágulos sanguíneos pueden ayudar a prevenir el ataque cardíaco y el accidente cerebrovascular.

Cambiar la dieta también puede ayudarle a controlar los síntomas. Elegir pescado o cortes de carne bajos en grasa en lugar de opciones más altas en grasa puede ayudar a mantener su colesterol bajo control. Limitar la cantidad de sal (sodio) que ingiere puede ayudar a prevenir la hinchazón y a mantener su presión arterial a un nivel saludable.

Dieta para controlar el síndrome nefrótico

La dieta es importante para controlar el síndrome nefrótico. Limite la cantidad de sal que consume para prevenir la hinchazón y controlar su presión arterial. El médico también puede sugerirle que beba menos líquido para reducir la hinchazón.

El síndrome nefrótico puede aumentar sus niveles de colesterol y triglicéridos, así que trate de consumir una dieta baja en grasas saturadas y colesterol.

Aunque esta afección hace que pierda proteínas en la orina, no se recomienda comer proteínas adicionales. Una dieta rica en proteínas puede empeorar el síndrome nefrótico.

Complicaciones y afecciones relacionadas

El daño a los riñones a causa del síndrome nefrótico puede llevar a estas complicaciones:

  • coágulos sanguíneos
  • colesterol y triglicéridos altos
  • hipertensión arterial
  • alimentación deficiente
  • Falta de glóbulos rojos para transportar oxígeno al cuerpo (anemia).
  • enfermedad renal crónica
  • insuficiencia renal aguda
  • mayor riesgo de infecciones como la neumonía y la meningitis
  • glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo)
  • enfermedad arterial coronaria

¿Cómo puedo prevenir el síndrome nefrótico?

La única manera de prevenir el síndrome nefrótico es controlar las enfermedades que pueden causarlo. Si tiene una enfermedad que puede dañar los riñones, colabore con el médico para controlarla y prevenir el daño renal. Además, hable con el médico acerca de hacerse los exámenes para la salud renal. Si toma medicamentos recetados, tome todas sus dosis y tómelas exactamente como se lo indiquen.

Referencias

Síndrome nefrótico
5 (100%) 1 voto

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here